Patricia: quién soy

Patricia:

Soy Argentina, descendiente de Italianos. Tengo ocho apellidos Italianos, como en la película. De pequeña me encantaba escuchar las historias de mis antepasados inmigrantes. Todas estaban marcadas por la cultura del esfuerzo y la nostalgia del desarraigo.

Mi abuela amasaba cada domingo la pasta, todavía la recuerdo con su delantal empolvada de harina y el rodillo que viajaba de un lado a otro de la mesa. Y así transcurrió mi infancia, en un lugar pequeño lleno de historias, anécdotas y pastas con salsas de distintos colores.

Al terminar el bachillerato decidí estudiar Derecho y me mudé a la capital. Para mí la palabra Justicia es una palabra poderosa capaz de mover montañas. Ejercí la profesión de Abogada en Argentina y lo que más me apasionaba era lograr que las partes se pusieran de acuerdo. Por eso luego profundicé mis estudios en el área de la Mediación. Así entendí que cuando dos personas se pelean por una naranja es probable que una quiera la cáscara y la otra sólo el zumo. Es cuestión de indagar y abrir espacios de comunicación.

Más adelante elegí mudarme a otro país, España. Quizás llevo el gen de mis antepasados, inquietos, y siempre buscando nuevos caminos para avanzar. Esto supuso un gran reto y muchos cambios.

En este país continué mi desarrollo profesional como Directora Comercial. Esta experiencia me motivó a seguir estudiando, para ingresar en el mundo de la Consultoría y Coaching Ejecutivo.

Conocer, conectar y acompañar a las personas a superar sus desafíos y metas

es mi mayor ilusión.